Circulas a diario por tu ciudad. Contemplas desde tu villa, población, condominio, barrio, campamento y localidad rural cómo va transformándose tu comuna. Caminas por las veradas y circulas por las calles de tu ciudad, observar a tus vecinos y vez como el comercio, mercado, feria y retail ofrecen sus bienes y servicios. Es tú ciudad. ¿Tienes claro el rol que juegas dentro de ella? Te invito a leer estas líneas y trasformaste en un ciudadan@ inteligente.

Aristóteles, en varias de sus reflexiones, hizo alusión al ciudadano. Para él, sería difícil concebir al ser humano fuera de la ciudad. De hecho, como él mismo afirma, en ese caso o sería una bestia o un dios (Cfr. Pol. I 2, 1253a27-29). El buen ciudadano, para Aristóteles es el que vive con Virtud. Define al ciudadano como el que participa activa y pasivamente en el gobierno, en cada régimen es distinto, pero en el mejor es el que puede y decide obedecer y mandar, con vistas a una vida conforme a la virtud (Pol. III 13, 1283b42-1284a3).

Este buen ciudadano, que ahora le llamaremos ciudadano inteligente deberá procurar ejercer su soberanía en los ámbitos sociales, políticos, económico y ambientales de su comuna. 

Al respecto El ciudadano inteligente deberá velar por un buen sistema de salud en su comuna, con amplia cobertura y destinación de presupuestos para la atención primaria, dando énfasis a los adultos mayores, embarazadas y niños en edad pre escolar. Los programas psicosociales y de salud mental vinculados con las organizaciones de base serán vitales.

El ciudadano inteligente exigirá a sus autoridades más y mejores espacios públicos, una cartelera de actividades artísticas y culturales en esos espacios, modernas bibliotecas municipales, mejor conectividad urbana y rural, más seguridad ciudadana y mejor calidad de vida para quienes opten por el mundo rural y vivir en sus comunidades.

El ciudadano inteligente deberá participar activamente en la democracia comunal, ejerciendo su derecho a voto eligiendo a sus representantes, participando en las sesiones del consejo comunal online y exigiéndoles cumplir su rol de fiscalización y ejecutores de políticas públicas de apoyo a los habitantes de la comuna.

El ciudadano inteligente deberá propender apoyar, a través de su comuna, la economía circular, economías verdes, apoyar a la MIPYME, comercio y emprendedores de su ciudad. Exigirá a sus autoridades programas que activen la economía local para generar empleos, alianzas con Universidades que busquen la propagación de conocimiento que permita mejorar y especializar la mano de obra de los trabajadores de ésta.

El ciudadano inteligente estará consciente del rol que juega en su medio ambiente. Deberá participar en forma responsable de los programas que sus autoridades comunales crearán a fin de eliminar los micro basurales y destino de la basura, se involucrará en los programas de reciclaje y exigirá se trasparenten los recursos que los habitantes destinan a la extracción de basura domiciliaria.

El ciudadano inteligente les exigirá a sus autoridades comunales que realicen una gestión inteligente. Las estrategias deberán apuntar a establecer vínculos con organizaciones sociales, empresariales, del conocimiento, organizaciones religiosas, y con los habitantes de los territorios. Este vínculo dará más fuerza a los programas del municipio y permitirá a sus funcionarios actuar en forma pro activa, cumpliendo las metas que el desafío les convoque.

El ciudadano inteligente con su actuar, fortalecerá la democracia, propiciará en su comuna un lugar de encuentro de hombres y mujeres que desarrollen su Virtud. Esta comuna será un lugar para vivir Feliz.

MARCO ANTONIO VASQUEZ ULLOA
Director de la Carrera de Contador Público y Auditor de la Universidad de la Frontera

X